Una mujer de 49 años ha fallecido este lunes en Tempe, Arizona, al ser atropellada por un vehículo sin conductor, a nombre de Uber. Según informaba un policía en un comunicado “el vehículo se dirigía hacia el norte cuando una mujer que caminaba fuera del paso de peatones cruzó la carretera de oeste a este y fue arrollada por un vehículo de Uber”.

Uber ha anunciado que suspende las pruebas que estaba realizando con coches sin conductor en Temple, Pittsburgh, Toronto y San Francisco. La compañía dio sus condolencias a la familia y está cooperando con las autoridades en la investigación.

Según informó la policía, el vehículo de Uber que ha protagonizado el accidente, estaba en el modo autónomo, es decir, sin que alguien estuviera conduciendo, pero había una persona en el coche tras el volante.