¿Cansado/a de pasear por las congestionadas calles de Londres y ver siempre los mismos monumentos de la ciudad a un ritmo frenético y agotador? En esta edición de ACULCO Magazine te invitamos a visitar algunos de los pueblos más bonitos de Reino Unido.


Castle combe
En primer lugar, vamos a hablar de un pueblo que muchos se han aventurado a juzgar como el más bonito de Inglaterra, Castle Combe, situado en el extremo más al sur de los Cotswolds. Miles de turistas han disfrutado de sus encantos y de sus pintorescas calles.
El castillo hoy en día se encuentra situado en la parte alta del pueblo pero antiguamente se trataba de una colina de fortaleza británica que servía para vigilar y que fue ocupada por los romanos, llegando posteriormente los normandos, que convirtieron la fortaleza en un castillo.
Durante la Edad Media, el pueblo se convirtió en un importante centro industrial de lana, y más recientemente ha jugado un papel importante dentro del mundo cinematográfico, pues en 1966 se llevó a cabo la grabación de Doctor Doolittle. También ha sido escenario de War Horse, Stardust y The Wolf Man.

Bibury_CourtOtro pueblo con mucho encanto es Bibury, a pocos kilómetros de uno de los asentamientos romanos más importantes, Cirencester.
Es recomendable visitar este lugar de cuento en primavera o verano para disfrutar de sus fachadas de piedra, peculiares tejados, ríos y paisajes verdes.
Entre las cosas que no te debes perder destaca Arlington Row, una fila de cabañas de tejedores construidas en piedra junto al río Coln, la calle principal a través de la cual transcurre el río, la Isla de Rack, una extensión pantanosa en Watermeadow, Bibury Trout Farm, Bribury Court, la Iglesia sajona y la Iglesia de Santa María.

Polperro

Por otra parte, en la costa sur de Cornualles nos encontramos con Polperro, un antiguo pueblo de pescadores ubicado en una bahía, un atractivo destino turístico en verano por sus calles sinuosas y casas apiñadas. Es un pueblo muy fotogénico, un escenario idílico para los amantes de la fotografía. No puedes dejar de perderte por sus estrechas calles y disfrutar de las maravillosas vistas al puerto. Tampoco puedes irte sin disfrutar de sus pubs, cafeterías y restaurantes.
También puedes conocer más del pasado de este pueblo visitando su museo de la herencia y aprendiendo sobre la pesca y su colorido pasado. Existe la posibilidad de hacer excursiones en barco por la costa y visitar Talland Bay, Looe, Lansallos, Lantic Bay y Polruan.

Shaftsbury,_Dorset

Cargado de historia y tradición nos encontramos con Shaftesbury, el único poblado relevante en Dorset situado en una colina que ofrece a los visitantes impresionantes vistas y la más cálida de las bienvenidas. Es una de las ciudades más antiguas y más altas de Inglaterra y aparece en el Wessex de Thomas Hardy con el nombre de Shaston.

En los últimos años se ha convertido en un destino turístico popular gracias a sus edificios históricos y sus pensiones, restaurantes y hoteles.
Desde esta localidad se puede ver el Blackmore Valey, que forma parte de la cuenca del río Stour.

ShanklinBeachSouth

Y el último pueblo del que vamos a hablar es Shanklin, un lugar remoto de ensueño que vio su auge en la época romántica.
Originariamente el pueblo consistía en una docena de casitas de pescadores, muchas de las cuales todavía sobreviven en la parte vieja junto con la casa señorial y una capilla familiar medieval.

La mejora de las comunicaciones ferroviarias y la presencia de la reina Victoria en la Osborne House animó a otros miembros de la realeza europea a visitar la isla y Shanklin se hizo popular por sus baños minerales. Posteriormente se empezaron a abrir elegantes negocios a la orilla del mar. Se puso tan de moda que en 1858 Charles Darwin se quedó en Nortfolk House mientras escribía El origen de las especies y Longfellow escribió en 1868 que ese lugar era uno de los mas bonitos del Reino Unido. así poco a poco fueron apareciendo villas que se utilizaron como lugares de vacaciones.
El muelle, con un teatro y varios sitios de ocio, fue construido en 1891 después de años de controversia sobre sus posibles efectos negativos, aunque fue un éxito rotundo. Lamentablemente en 1987 fue destruido por un incendio y nunca fue reconstruido.
Aunque ya no es el pueblo pequeño y relajante de hace unos años, muchos turistas siguen visitándolo para escapar de sus modernas y estresantes vidas.

 

Patricia Cuenca Martin