Carles Puigdemont, el candidato de JxCat a la Presidencia del Gobierno de Cataluña, anunció este jueves que rechaza “provisionalmente” ser investido por el cargo y que va a proponer a su segundo, Jordi Sànchez, como candidato.

A través de un mensaje institucional ha comentado que ha hablado con el presidente del Parlament, Roger Torrent, para informarle sobre esta decisión y abra una ronda de contactos con los diferentes grupos para investir al futuro presidente “del Govern autonómico”.

Puigdemont opina que Sànchez representa como nadie los valores de JxCat. Según ha explicado es un hombre de paz, que ha sido injustamente encarcelado. Esta decisión se ha tomado para hacer más sencillo que las instituciones de Cataluña continúen gobernadas por el independentismo y no por “el autoritarismo del 155”.

“No me reiteraré ante la actuación ilegítima de los que han perdido en las urnas”, afirmó Puigdemont, que quiere volver pronto a Cataluña.