Según un artículo de la revista Science, un equipo de expertos internacionales ha desarrollado un test de sangre no invasivo que podría detectar de forma temprana ocho tipos comunes de cáncer.

Esta prueba se basa en un análisis combinado de proteínas y ADN. El equipo que se ha encargado de crear esta prueba está liderado por Joshua Cohen, del Centro Ludwig de Investigación de Cáncer, en la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos.

Esta prueba es de gran importancia, ya que el descubrimiento del cáncer antes de que se produzca metástasis reducirá el número de muertes por esta enfermedad en el futuro. Este test puede detectar el cáncer de mama, ovario, estómago, hígado, esófago, colorrectal, pulmón y páncreas.

La prueba, denominada CancerSEEK, analiza mutaciones en 16 genes relacionados con distintos tumores y en 10 biomarcadores de proteínas circulantes en la sangre. Los científicos investigaron a 1005 pacientes que fueron diagnosticados de ocho tipos comunes de cáncer.