Este lunes, los responsables negociadores del Brexit apoyaron este lunes las directrices negociadoras que fueron acordadas por los líderes de los Veintisiete. La Unión Europea apuesta por una transición de 21 meses, unos tres meses menos de los que pedía Reino Unido, que solicitaba dos años para este período.

Michael Barnier, el negociador designado por la Unión Europea para el Brexit, está dispuesto a que Reino Unido negocie los acuerdos comerciales durante la transición, pero estos no entrarán en vigor sin el consentimiento de los veintisiete Estados que conformarán la Unión Europea.

Durante el período transitorio, Reino Unido deberá aplicar las leyes europeas, pero no tendrá ni voz ni voto dentro de las instituciones europeas. Sin embargo, Michael Barnier, ha comentado que Reino Unido podrá negociar acuerdos países con terceros países durante la transición de su salida de la Unión Europea.