El acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea sobre el Brexit aún no se ha concretado, pese a que sus posturas están muy cercanas. La falta de unidad de Reino Unido para ir con una sola idea a las negociaciones de ruptura con la Unión Europea bloquearon el pacto con Bruselas, debido a diferencias sobre la frontera de Irlanda.

Aunque el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May, reconocieron estos problemas, la Unión Europea cree que la semana que viene se pueda pasar a la segunda parte del Brexit.

Después de una noche en la que Reino Unido e Irlanda estuvieron negociando sobre su futuro, parecía que se podría dar el siguiente paso en las negociaciones sobre el Brexit. Sin embargo, después de un almuerzo de tres horas entre Theresa May y Jean-Claude Juncker este lunes, el presidente de la Comisión Europea expresó: “A pesar de todos nuestros esfuerzos y de haber avanzado, no ha sido posible alcanzar un acuerdo completo hoy”.

Theresa May explicó que había algunas diferencias pero que “aún confío en que concluiremos esto de manera positiva”. Los dos dirigentes se reunirán de nuevo a finales de esta semana.