El Gobierno de Santos anunció que hay 481 potenciales colados del ELN y del crimen organizado en las listas que entregó las FARC sobre sus integrantes. Los delincuentes esperan ser cobijados en los beneficios de rebajas y anulación de penas que contempla la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

A la fecha están acreditados oficialmente 12.260 miembros de la extinta FARC. De esos, hay 27 casos en observación de milicianos y antiguos alzados en armas que se quieren colar, y 454 más que están privados de libertad. Según información de inteligencia, sobre estas personas no hay evidencia específica de que hayan sido parte de las FARC, e intentan determinarlo mediante las distintas tipologías que presentan.

De hecho, no existen sobre ellas evidencia judicial y procesal para vincularlos a la ex guerrilla, y hay otras sobre las que sí se tiene certeza de que fueron condenadas por acciones de otros grupos armados.

El funcionario también indicó que el Gobierno analiza la situación de estas 481 personas a través de un “plan de choque”. Y contó que hasta el momento se han otorgado 484 amnistías, 197 indultos y hay 196 excombatientes pendientes de beneficio.