Los servicios de inteligencia de varios países y las empresas de seguridad sospechan que el ciberataque a escala mundial iniciadob el pasado viernes con el ransomware WannaCry procede de Corea del Norte.

Varios investigadores de empresas como Symantec y Google de Estados Unidos, y la compañía rusa, Kaspersky, así como el Gobierno estadounidense consideran que el país asiático podría haber sido el autor intelectual de este ataque que ha afectado a más de 300.000 ordenadores de 150 países.

Los investigadores se basan en las pistas que ha ido dejando el virus y en los códigos utilizados, pero afirman que las pruebas aún no son concluyentes. Al parecer estos códigos son muy similares a otros ciberataques norcoreanos que se han producido anteriormente.

El diario The Guardian ha señalado a Lazarus Group, situado en Corea del Norte, como posible autor de los ataques. Sin embargo, las pruebas aún no son definitivas, ya que los hackers podrían haber imitado el método norcoreano para producir el secuestro de ordenadores.