Este martes, la empresa estadounidense SpaceX comenzó un nuevo capítulo de la carrera espacial, después de que el lanzamiento del cohete Falcon Heavy, fuera un éxito y supusiera un nuevo paso en su propósito de llevar al ser humano a Marte.

El Falcon Heavy despegó a las 3.45 hora local de Estados Unidos desde el centro Kennedy de la NASA, que se encuentra en Cabo Cañaveral (Florida) para una misión de prueba, cuyo objetivo era colocar por primera vez un automóvil en el espacio.

Se trata de un automóvil de color rojo fabricado por Tesla, la marca de coches que dirige el también presidente de SpaceX, Elon Musk. El Tesla Roadstar recorrerá un camino de 450 millones de kilómetros, que lo alejará de la Tierra y lo situará en una órbita cíclica entre Marte y la Tierra.