La tensión entre Corea del Norte y EEUU no hace sino incrementarse hasta el punto en que el Pentágono ha dicho al gobierno de King-Jong-un que sus advertencies podrían llevar a la destrucción de su pueblo.

En un comunicado, el secretario de Defensa, James Mattis, exigió a Pyongyang “cesar toda consideración de acciones que le lleven a su final, al de su régimen y a la destrucción de su pueblo”.

El texto de Mattis agrega: “Las acciones (militares) de Corea del Norte continuarán estando extremadamente superadas por las nuestras, y perdería toda carrera armamentística o conflicto a que dé comienzo”.

A su juicio, Corea del Norte debe de dejar de “aislarse por sí misma y cesar su consecución de armas nucleares”.

Corea amenazó antes con atacar la isla estratégica estadounidense de Guam después de que el presidente Trump advirtiera al régimen de Kim Jong-un de que “se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo” si no deja de amenazar a su país.