Pedro Pablo Kuczynski  ha renunciado a la presidencia de Perú, después de 20 meses de su llegada al poder. Su supuesta implicación en el caso Odebretch afectó a su imagen y fue utilizada por la oposición fujimorista.

La decisión que tomó para indultar a Alberto Fujimori, hizo que muchas personas que le apoyaron para que esa familia no gobernara, perdiera su confianza. Tras la última polémica de compra de votos, el presidente decidió dimitir el miércoles.

Esta crisis se está produciendo a tan solo tres semanas de la Cumbre de las Américas. El vicepresidente,  Martin Vizcarra, le sucederá en el cargo. El autócrata terminó condenado a 25 años de cárcel por graves delitos contra los derechos humanos y corrupción.