Este jueves, el Gobierno de Venezuela ha decidido expulsar del país y declarar persona non grata, al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, por “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” del país sudamericano, según afirma el régimen de Nicolás Maduro.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español ha confirmado la expulsión de Fernández. El miércoles, el Ejecutivo venezolano llamó a su embajador en Madrid para consultarle sobre el último paquete de sanciones adoptado por la Unión Europea, de las que Nicolás Maduro, acusa entre otros al Gobierno de Mariano Rajoy.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, anunció este jueves por la tarde que este viernes el Consejo de Ministros “tomará medidas de reciprocidad proporcionadas”. El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, el Gobierno del país “su categórico rechazo” a las declaraciones de Mariano Rajoy del 24 de enero que hablaban de “medidas restrictivas, contrarias a los más elementales principios del Derecho Internacional, que ha aplicado de manera errática y unilateral la Unión Europea contra altos funcionarios y jefes de poderes públicos venezolanos”.