Los príncipes William y Harry sienten que no defendieron ni protegieron a su madre, la princesa Diana, tras su accidente automovilístico en julio del 1997 en París ni entendieron la conmoción que provocó su desaparición en la opinión pública.

William, dijo, en un documental de la BBC –que se emitirá para el aniversario de su fallecimiento–, que él y su hermano, el príncipe Harry, sienten que “la dejamos caer cuando éramos chicos”.

“Nosotros no la pudimos proteger. Sentimos que, al menos, le debemos 20 años de defender su nombre y recordar a todos el carácter y la persona que era. Uno de nuestros deberes como hijos es protegerla”.

Harry dice en el documental que él estaba shockeado por la pública demostración de emoción y cariño hacia su madre. “Cuando ella murió había tal expresión de emoción y de amor que era shockeante”, admitió. ” Era hermoso al mismo tiempo e increíble. Mirando hacia atrás es increíble que nuestra madre produjera tal efecto en tanta gente. Cuando uno es joven y algo así le pasa, allí, acá, en donde sea, en tu corazón, en tu cabeza, está siempre allí, por un muy, muy largo tiempo”, explicó.

El documental de la BBC, de 90 minutos, se va a emitir este verano y relatará las intimidades de “esta tumultuosa semana sin precedentes”, tras la muerte de Diana.