El presidente ejecutivo y fundador de la compañía Facebook, Mark Zuckerberg, ha pedido disculpas este martes durante su comparecencia ante las Comisiones de Comercio y Judicial del Senado de los Estados Unidos, debido a la filtración de datos de unos 80 millones de usuarios a la consultora británica Cambridge Analytica.

Zuckerberg ha dicho: “Está claro que no hemos hecho lo suficiente para evitar que estas herramientas fueran utilizadas para hacer daño. Esto se refiere a noticias falsas, interferencias de gobiernos extranjeros en las elecciones y discursos de odio. También la privacidad”.

Además, Facebook ha querido recalcar que trata de ser lo más imparcial posible con los temas políticos y no da importancia a la ideología de sus trabajadores. La red social está trabajando con el fiscal especial Robert Mueller, que está investigado la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y en la campaña del presidente, Donald Trump.