Al menos 19 personas han muerto y 16 han resultado heridas tras caer un autobús por un acantilado en Nepal, han declarado este martes la policía y las autoridades.

Sarad Prasad Khatri, jefe de la policía regional, dijo que el autobús viajaba entre dos aldeas en el distrito Dhadinga en el norte de Nepal, uno de los más afectados por el terremoto que sacudió al país el año pasado.

Añadió que el accidente pudo haber sido causado por las irregularidades del terreno, pero la policía sigue investigando las posibles causas.

Cuando llegaron los servicios de emergencia al lugar del accidente una hora después, 18 de las víctimas ya habían muerto y otras 17 personas fueron transportadas por aire a un hospital local, donde murió otro de los pasajeros, según Sarad Prasad.

El director del Hospital Universitario Deepak Mahara dijo que aun hay seis personas que se encuentran en estado crítico.

En Nepal se producen con frecuencia este tipo de accidentes debido a las carreteras poco seguras, vehículos averiados o por conducción imprudente. 33 personas murieron y otras 40 resultaron heridas cuando un autobús lleno de pasajeros cayó de un acantilado en Nepal el pasado agosto y otro accidente similar en el mismo mes dejó 21 muertos y 15 heridos.