1.- Una visita a Granary Square
8_Granary Square_TLANo quita mucho tiempo a los padres llevar a los hijos a uno de los espacios abiertos más interesantes de la ciudad. Está ubicado a solo unos minutos caminando de una de las estaciones de metro más céntricas de la capital inglesa: King’s Cross. A orillas del Regent canal se encuentra esta magnífica plaza que cuenta con 1.000 fuentes coreografiadas – cada una controlada e iluminada de forma individual. Las fuentes son espectaculares especialmente por la noche. Cuando el sol arrecia los niños pueden disfrutar del agua de las fuentes mientras los padres se toman un café en los bares de los
alrededores.

2.- Una excursión, dos parque famosos

19845288719_4e8970bc86_bEn estos días veranos nada mejor que copiar la costumbre inglesa de caminar… caminar como si no hubiese mañana. El lugar perfecto para eso es Golders Hill, un hermoso parque ubicado cerca de la estación de metro Golders Green que se comunica con el espectacular parque Hampstead Heath. En un precioso día estival los niños disfrutarán viendo los venados de Golders Hill y después de un picnic, y de por supuesto jugar en su singular play ground, lo ideal es iniciar una excursión hacia Hampstead Heath. Allí pueden ver a los equipos de squiddish, sí el deporte de la escoba de Harry Potter. Una vez allí sobran las opciones: un baño en el paddling pool del play ground, ir a ver a los perros nadar en el lago o subir la cuesta para disfrutar de una de las mejores vistas de Londres.

3./Ir al cine a ver ‘Finding Dory’

3384552087_395b0abca5_bTodos conocemos el clima totalmente impredecible de Londres. No importa que sea verano, en esta ciudad podemos pasar días con poco sol y mucha lluvia. Para esos momentos el cine siempre es una buena opción, y más cuando la cartelera ofrece films como ‘Finding Dory’, el estreno de este verano. ¿Quién puede olvidar al pez Nemo tratando de encontrar a su padre y a su olvidadiza compañera de aventuras, la despistada Dory? Pues este mes de agosto casi todas las cadenas cinematográficas del país exhiben la película. La mejor opción para salir en familia cuando el clima no ayuda o los ánimos no están para parques o fuentes, sino para una actividad tranquila y en familia. Recomendación: Llevar las palomitas hechas en casa porque en el cine salen igual de caras que la entrada.

4./El cambio de Guardia

Todos sabemos que el cambio de Guardia es

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

una de las principales atracciones turísticas de Londres, pero paradójicamente muy pocos de los que viven en la capital inglesa se han acercado a ver cómo es esta tradición. Básicamente sirve para relevar a los guardias al cambiar de turno. La guardia que se ocupa de la seguridad del Palacio se llama The Queen’s Guard y se divide en dos destacamentos: el encargado de vigilar el Palacio de Buckingham y el encargado del Palacio de St James. Todos los guardias que participan en la ceremonia visten las tradicionales túnicas rojas y cascos de piel de oso. Los turistas retan a los guardias pero la tradición dice que deben permanecer inmóviles. Los niños disfrutarán este paseo, sin duda.
5./ Visitar una piscina Lido

Brockwell_Park_LidoEn Londres hay decenas de piscinas Lido. En todos los puntos cardinales de la ciudad puedes disfrutar de un baño al aire libre, siempre y cuando estés dispuesto a hacer largas filas para conseguir un puesto donde poner tu toalla y tu merienda, pues es uno de las diversiones más demandadas del verano. Es el paseo ideal para los adolescentes que disfrutan nadar, mientras la madre o el padre se dedica a leer bajo el sol, aunque siempre están los padres que también se divierten sumergidos en el agua. Lo más recomendable es ir al principio de la mañana. Las entradas varían entre alrededor de £5 y £8 por persona. Uno de los más nuevos es el de King’s Cross, inaugurado el año pasado. Solo pueden entrar 160 personas al día por lo que es importante reservar las entradas con la mayor anticipación.

 

Sara Carolina Díaz