51 diplomáticos de Estados Unidos se quejaron ante la política que está teniendo Barack Obama en Siria, firmando un documento en el que piden ataques militares contra el régimen político de Bachar Al Asad. Esta información fue publicada por los diarios The New York Times y The World Street Journal.

En este documento reflejan que atacar el régimen de Bachar Al Asad en Damasco es la única forma de acabar con el Estado Islámico, contra quien sí está luchando Estados Unidos. En el documento se hace una crítica interna a la postura de Estados Unidos de no tomar posición dentro de la guerra civil que azota a Siria.

Durante la guerra de Vietnam, el Departamento de Estado creó un mecanismo interno para que los empleados pudieran expresas sus disconformidades al secretario de Estado sin ser reprendidos. El Gobierno de Obama ha expresado el temor de tener conflictos con Rusia e Irán, si ataca directamente al régimen de Bachar Al Asad.