Militantes yihadistas atacaron en la mañana de este lunes a las fuerzas de seguridad de Túnez en la ciudad de Ben Guerdane, cercana a la frontera con Libia.

Según informó en un comunicado el Ministerio del Interior, durante el ataque murieron 35 terroristas y siete fueron detenidos. Además, también fallecieron 11 agentes y siete civiles, mientras que unas 20 personas fueron ingresadas en hospitales.

Tras el ataque, el Gobierno de Túnez aplicó el toque de queda en Ben Guerdane, selló la entrada a la ciudad turística de Jerba y ha cerrado sus dos pasos fronterizos con Libia.

El enfrentamiento se produjo al amanecer y duró varias horas, hasta que las fuerzas de seguridad pudieron controlar la situación. El Ejército ha solicitado a los habitantes de Ben Guerdane que no salgan de sus casas y continúa peinando la zona en busca de terroristas.