Un estudio ha demostrado que los jóvenes londineneses con edades comprendidas entre 22 y 29 años destinan un 57% de sus ganancias a la renta, cifra superior al 41% de 2007.
Los alquileres han aumentado a un ritmo mucho más rápido que los sueldos.

El coste medio del alquiler de una casa con una habitación es de 746 libras en los alrededores de la ciudad, mientras que si te acercas al centro alcanza las 1133 libras.
Los alquileres, confirma el estudio han subido un 48% desde2007, cuatro veces mas que los ingresos y la única solución en numerosas ocasiones es compartir la vivienda para abaratar gastos o alejarse del centro de la ciudad.