Adam Peaty fue el encargado de abrir el medallero de oro de Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de 2016. El nadador, logró quedarse primero en la prueba masculina de 100 metros brazas, con un formidable tiempo de 57, 13 segundos.

Muchos fueron los que apostaron por el británico, que logró alzarse con el ansiado metal. Peaty lleva una destacada trayectoria desde el verano de 2014, en las que ganó todas las competiciones de 100 metros desde entonces.

En un período de cuatro años Peaty ha pasado de ser simplemente otro nadador británico al campeón olímpico. En este momento, el joven de 21 años de edad, Peaty es uno de los competidores más impresionantes del país, en cualquier deporte.

También han destacado en la piscina, Jazz Carlin, que consiguió la medalla de plata en los 400 libres.