Cinco personas han muerto en el mar, específicamente en Camber Sands en el sureste de Inglaterra, en el día más caluroso del año.

A las 2:15 de la tarde de ayer se reportó que tres personas murieron sin que los equipos de emergencia pudieran salvar sus vidas.

Pero el número de muertos más tarde se elevó a cinco después de que otros dos cuerpos se encontraron en la popular playa cerca de Rye, East Sussex.

Además, los equipos de rescate informaron que se buscaba a otra persona desaparecida.
El de este miércoles es el segundo incidente grave que tiene lugar recientemente en Camber Sands, que con sus dunas de arena ha sido durante mucho tiempo un destino popular para los bañistas.

El mes pasado un joven de 19 años de edad, el brasileño Gustavo Silva Da Cruz murió después de pasar dificultades al nadar en el mar.

Da Cruz, que estaba de visita familiar en Croydon, al sur de Londres, fue uno de los tres hombres que se metieron en problemas. Los otros dos, que no estaban conectados con él, incluido un hombre de 35 años y su hijo de 17 años de edad, tuvieron problemas en el mar pero sobrevivieron.
Al final en el último mes han muerto al menos 7 personas en la zona, al parecer por efectos de una marea inesperada. Sin embargo, las autoridades no han dado mayor explicación al respecto.

Otras 7 personas han muerto ahogadas en otras partes de la costa del Reino Unido durante este verano.