En España, al menos cuatro personas fallecieron, tras el descarrilamiento este viernes por la mañana,  de un tren portugués, que llevaba a 65 pasajeros a bordo. La alcaldesa de O Porriño en Pontevedra, Eva García de la Torre, comentó que el accidente se produjo a 200 metros de la estación de la localidad.

Se han registrado 49 personas con lesiones  causadas por el accidente, dos de ellas estarían en estado muy grave. Los servicios de emergencia están trabajando en el lugar del accidente para rescatar y atender a las víctimas.

Según informó un portavoz de Renfe, el tren que salió de Vigo a las 9.02 con destino a Oporto, descarriló a las 9.25 por causas que aún se desconocen. Además del interventor y el maquinista, quien falleción en el accidente, en el tren iban 63 pasajeros.

Las primeras informaciones afirman que el tren podría haber chocado contra un puente, tras salir de una curva y que impactó contra una torreta de acero. La cabeza del tren ha volcado, mientras que los otros dos vagones quedaron ligeramente afectados.