Cientos de trabajadores fueron desalojados de las oficinas y una estación de metro fue cerrada, mientras la policía investigaba un vehículo sospechoso en el norte de Londres. La Policía Metropolitana fue llamada, tras reportar la presencia de un automóvil sospechoso en Ballard Lane, cerca de Finchley Central, a las 10 am.

La estación de metro de Finchley Central de la Northern Line fue evacuada y se creó un cordón de seguridad durante el operativo. Además, los testigos informaron de que evacuaron a muchos empleados de sus puestos de trabajo.

Por su parte, la Policía de Transporte Británica confirmó que “la estación había sido evacuada debido a un incidente policial en sus inmediaciones”.