La Fiscalía General de Suiza realizó este martes un allanamiento de las oficinas de la Federación Francesa de Fútbol en París, con la colaboración de las autoridades judiciales galas.

Durante la inspección se incautaron documentos vinculados al pago sospechoso de 1,8 millones de dólares, que hizo el expresidente de la FIFA, Josep Blatter a Michel Platini, razón por las que fueron apartados de sus funciones y de cualquier actividad relacionada con el fútbol de carácter oficial.

Suiza había solicitado a Francia cooperación judicial para las investigaciones que está efectuando sobre corrupción en la FIFA. En septiembre se abrió una investigación penal contra Blatter por gestión desleal y apropiación ilícita de fondos, pero el exdirigente deportivo, afirma que no ha cometido ningún delito.