El vuelo SVA 226 procedente de Madrid y con destino Riad ha visto cancelada su salida prevista a las 10.54 tras haber recibido una comunicación de una amenaza de bomba por parte del comandante de un vuelo Saudi Airlines.

La alerta se decretó después de que en el aparato, que ya rodaba con 97 pasajeros y 15 tripulantes a bordo, fuera encontrada una nota clavada con un cuchillo que decía amenaza de bomba en una sala de oración del avión.

Una vez dada la alerta, el avión fue desviado a una zona segura de Barajas donde ha sido investigado por los Agentes del Grupo Especial de Desactivación de Explosivos de barajas y la unidad canina, que no han hallado rastros de explosivos. La Policía Judicial del aeropuerto de Barajas se ha hecho cargo de la investigación y está interrogando a todos los pasajeros.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha descartado aumentar la alerta antiterrorista, que se encuentra en el nivel 4 desde el mes de junio del año pasado puesto que el nivel 5, el máximo, está previsto para casos de atentado “inminente” y“este no lo es”.

Según Aena, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha estado operativo en todo momento y sigue operando con normalidad.