En el Partido Laborista, aumenta la crisis interna tras el Brexit. El cuestionado líder del partido, Jeremy Corbyn se niega a renunciar tras la rebelión en su organización  que lo quiere fuera y lo acusa de haber no haber trabajado suficiente en la campaña para evitar el Brexit.

Ahora la política Angela Eagle se propone como líder del Laborismo ante la presión contra Corbyn.

Se espera que Eagle se comprometa a reunificar el partido aun más fracturado, después de que Corbyn despidiera a su ministro sombra de Asuntos Exteriores, Hilary Benn, por conspirar contra él.

“Tenemos los números, tenemos a grandes bateadores, probablemente será mañana por la tarde el lanzamiento”, dijo un aliado del Eagle.

Durante un debate en el Parlamento, hasta el mismo saliente David Cameron lo invitó a que renunciara al liderazgo laborista.