La joven española Alejandra Pozo cumple condena en Colombia desde el 2013 por tráfico de drogas. Al tener a cargo a cuatro menores pasa su condena bajo arresto domiciliario. Ahora el Consejo de Ministros de España ha dado el visto bueno a su extradicion, después de que la justicia colombiana diera también su visto bueno.

Su abogado, Gerardo Esteva, ha lamentado el tiempo que pasa desde que se aprueba la extradicion hasta que se hace efectiva. Ya que normalmente estas extradiciones se realizan aprovechando los retorno de aviones en los que se deporta a extranjeros con orden de expulsión, y el próximo podría tardar de 4 a 6 meses.

Su abogado a recalcado que en este caso, se debería de poder usar un avión comercial para garantizar que Alejandra y sus hijos vuelvan a casa lo más rápido posible.

La madre de Alejandra la acompaña desde hace varios meses, pero no tiene permiso para permanecer en Medellin mucho más tiempo. Gracias a ella y una iniciativa que creo en Change.org, ha conseguido reactivar el caso y a permitido que la extradición sea aprobada. Su mayor deseo es volver a Almuñecar con su hija y sus nietos.