Sajid Javid anuló la negativa del Consejo de Lancashire para la realización del fracking, facilitando el camino para la compañía Cuadrilla para perforar el condado el próximo año, pese a la indignación de los grupos locales.

El consejo de Lancashire rechazó dos solicitudes para planificar el fracking bajo el argumento del impacto visual y el ruido, pero la compañía Cuadrilla presentó una apelación un mes más tarde.

El jueves, el secretario de comunidades dijo que había aceptado la petición de uno de los lugares, en Preston, New Road. La medida marca un avance en el fracking dentro de Reino Unido, ya que permite la planificación de cuatro nuevos pozos, en comparación con el único pozo aprobado para fracking a principios de este año en North Yorshire.

Javid aplazó la decisión sobre el segundo sitio, en Roseacre Wood, para dar a Cuadrilla más tiempo para aportar pruebas sobre los problemas de tráfico por carretera y permitir a la otra parte hacer otras gestiones. Sin embargo, dijo que estaba “dispuesto” a conceder licencia de obras en ese sitio también, que vería otros cuatro pozos perforados.

El fallo por parte del Gobierno se produce un día después de que el acuerdo sobre el clima Paris – lo que obliga a los países a eliminar eficazmente los combustibles fósiles por completo a finales de este siglo – superó el umbral para su ratificación.