El presidente argentino, Mauricio Macri, acompañó sus propuestas de integración económica dentro de la Unión Europea con un ofrecimiento de ayuda humanitaria, con el fin de disminuir la crisis de los refugiados sirios, que es la segunda más grave que atraviesa el Viejo Continente desde la Segunda Guerra Mundial.

En un comunicado, Mauricio Macri, prometió “recibir nuevos refugiados desde las zonas de conflicto”. El objetivo es que Argentina reciba a 3.000 refugiados sirios y que la Comisión Europea les preste “apoyo técnico”.

Esta decisión continúa en la línea de las políticas exteriores que está llevando el presidente argentino en la que busca acuerdos internacionales que les ayuden a llevar a cabo las políticas económicas que está realizando en el país. De esta forma, Argentina se ha convertido en el primer Estado de América Latina en hacer una oferta concreta de ayuda humanitaria con respecto a la crisis de los refugiados.