Ayer arrancó la décima edición de la fiesta del cine en España, un evento semestral que abarata el precio de las entradas de cine durante tres días en todo el país y que en esta edición se celebra los días 10, 11 y 12 de mayo.

La fiesta, que fija el precio de las entradas en 2,90€ arrancó ayer lunes con 425.167 espectadores, un 108% más que el mismo lunes de la semana anterior y mejorando en 100.000 espectadores respecto al primer día de la VIII edición celebrada hace justo 1 año.

Sin embargo, no todo son buenas noticias, ya que se trata del segundo peor arranque de las últimas cinco fiestas del cine y cuenta con 70.000 asistentes menos que la IX edición que se celebró en noviembre de 2015.

Los organizadores de este evento han fijado el objetivo de asistencia en 1,5 millones de espectadores durante los tres días, por lo que se espera un gran aumento de público, algo que por otra parte suele ser lo habitual.