Un adolescente ha sido detenido en el parque Burgess en medio de informes de violencia.

Se trata de la segunda noche de disturbios después de que dos adolescentes fueron apuñalados este martes durante el peor estallido de violencia juvenil desde los disturbios de 2011.

De acuerdo con el Evening Standard, el problema comenzó cuando grupos de adolescentes se congregaron en los lagos de los parques ante el sofocante calor de verano.

La policía confirmó que un niño de 15 años de edad, fue detenido bajo sospecha de poseer un arma.