Es sabido que no todos en Argentina idolatran al rosarino, esto quedó demostrado cuando un grupo de individuos destrozaron la estatua del futbolista ubicado en la ciudad de Buenos Aires.

La escultura quedó sin la parte superior del cuerpo, en un acto que las autoridades ya investigan.

La destrucción de la estatua coincide con el día en que Cristiano Ronaldo se impuso ante su rival en la entrega del premio The Best de FIFA, que reconoció al portugués como mejor jugador del mundo del 2016.

El 28 de junio pasado, la ciudad de Buenos Aires incluyó a Messi entre sus deportistas homenajeados en el llamado Paseo de la Gloria, dos días después de que Lionel anunciara su retiro de la Selección Argentina, decisión que revocó un mes después.