Francesca D´Errico vive en Barcelona, España, donde se dedica al arte pero desde un enfoque terapéutico. Desde las artes plásticas, la música y la danza plantea preguntas y cuestiones importantes para ella misma y para los grupos con los que trabaja. De ese modo intenta adaptar cada una de sus propuestas de acuerdo con las personas que participan en sus talleres, fijando diferentes objetivos cada vez. Actualmente colabora con la fundación Mar de Somnis, donde se encarga de la dirección de actividades artísticas para niños y jóvenes con epilepsia. D´Errico conversó con ACULCO Radio para hablar de su trabajo.

1

¿Qué se entiende por arte-terapia en el mundo artístico y cómo funciona?

Para mí arte-terapia es una herramienta, una manera para poder decir cosas que encuentran un límite en el lenguaje verbal, y que a través de un movimiento o de una pincelada pueden aflorar y ayudar a la comprensión. Según mi experiencia puedo decir que hemos conseguido resultados sorprendentes con grupos de adolescentes que han encontrado su forma para reflexionar y resolver temas que para ellos eran importantes. En el caso de la epilepsia tratamos temas como la autoestima, la memoria, el prejuicio social y lo hacemos dándole herramientas para que ellos mismos creen un cuento, una ilustración o una escenificación. El arte-terapia acompaña la producción artística y les ofrece las herramientas para que la obra y su simbolización vaya evolucionando hasta el acabado final.

¿Le gusta pintar desnudos?

El cuerpo ha sido objeto de mis estudios durante muchos años. Creo que somos perfectos en nuestra composición y en nuestras formas. Dibujar es mi manera para entender esta sabiduría. Todo lo filtramos a través del cuerpo, es un cofre sagrado con el que vivimos y al mismo tiempo la herramienta con la cual intentamos entender el mundo. Pintando me di cuenta que todo el cuerpo está involucrado en la creación. Es como una danza, la pincelada es un movimiento en el aire.

2

¿Aparte de la carrera del mundo del arte que otra profesión tiene?

Antes de llegar a Barcelona y empezar los estudios de arteterapia, me licencié en literatura y filosofía en Roma con especialización en filología italiana. En Barcelona profundicé mis estudios de artes plásticas en la escuela Massana y paralelamente cursé el máster de arteterapia.

¿Qué tan especial es pintar en uno de los lugares más famoso en el mundo de las artes?

Barcelona es una ciudad inspiradora, cada rincón tiene una historia, y paseando por sus calles esto se respira. Pintarla es una manera para observarla, para imaginarme sus calles hace siglos y al mismo tiempo para hacerle un homenaje.

3

Habla diferentes idiomas entre ellos el catalán… ¿Le ayudan los idiomas a la hora de buscar trabajo como extranjera? ¿Y qué metas tiene para el futuro?

Creo que hablar idiomas diferentes siempre sirve, no solo para encontrar trabajo, seguramente es un punto a favor, sino para conectar con las personas. Federico Fellini decía que cada idioma es una versión diferente de la vida. Así que cuanto más pueda seguir aprendiendo mejor y más en una ciudad cosmopolita como Barcelona. Mi meta para el futuro es seguir haciendo lo que hago con el mismo entusiasmo de siempre, cada vez un poco mejor, con más consciencia y con las ganas de compartirlo.