Miles de personas se presentaron en un lago del norte de Italia para probar la última instalación del artista conceptual búlgaro, Christo. La instalación es una pasarela de 3 kilómetros sobre el agua que ha tenido una acogida impresionante.

Miles de personas hacen filas para subirse a los muelles flotantes , hechos de más de 200.000 cubos entrelazados envueltos en nylon de color amarillo y que fueron colocados sobre el lago Iseo.

El artista Christo ha advertido que la experiencia es como caminar sobre el agua – o en la parte posterior de una ballena.

Se trata de su instalación a gran escala número 23, que promete ser tan exitosa como las anteriores.