Una asistente de enseñanza, casada, de 37 años y madre de dos ha sido advertida que podría ser condenada a prisión luego de admitir haber mantenido relaciones sexuales con un adolescente de 15 años durante un viaje de estudios.

Jill Meldrum admitió 5 cargos de actividad sexual con un joven, hecho que ocurrió entre el 11 y 14 de Julio del año pasado.

Uno de los cargos por los que se la acusa es por practicar sexo oral al joven además de dos cargos por practicar masturbación al adolescente.

Además, se declaró culpable de dos cargos por incitar al joven a mantener actividad sexual entre los días 12 y 13 de Julio.A Meldrum-Jones se le permite tener contacto solo con sus dos hijos.Es muy probable que también haya una sentencia en relación a la custodia de sus hijos.

La asistente que ha sido suspendida de su trabajo, todavía vive con su marido y sus dos hijos.

Meldrum-Jones, negó a su vez un cargo de acoso sexual a otro adolescente de 15 años.

Le está prohibido acercarse a jóvenes menores de 16 años, excepto sus propios hijos.

A la salida de la corte se negó a dar declaraciones.