Al menos nueve personas murieron este lunes en un ataque a un centro sanitario de Médicos Sin Fronteras en Siria. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que nueve personas murieron en un  bombardeado el centro médico de Maarat al Nuaman, en la provincia de Idleb. El ataque fue atribuido a aviones rusos.

Además, el periódico El País publicó que también fue atacado un hospital situado en la ciudad de Azaz, cerca de la frontera con Turquía. De acuerdo con el diario, al menos 14 personas fallecieron tras un bombardeo con ocho misiles. Asimismo, la Asociación Independiente de Médicos comunicó que unas 30 personas resultaron  heridas.

El pasado 5  de febrero otro hospital de Médicos Sin Fronteras fue atacado en la ciudad siria de  Tafas, en el que murieron tres personas y hubo seis heridos. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos el conflicto armado, que comenzó hace casi cinco años en el país, se ha cobrado 260.000 vidas.