Las autoridades búlgaras han tenido que intervenir después de que un nuevo grupo nacionalista difundiera un vídeo sobre la “detención” de tres inmigrantes, a los que esposaron y amenazaron.

En este vídeo se observa a varios individuos enmascarados y vestidos con ropa militar esposando a tres inmigrantes a los que amenazan en un precario inglés con frases como “Volved a Turquía” y “Bulgaria no es para vosotros”.

Los nacionalistas confesaron más tarde que devolvieron a los inmigrantes a suelo turco, algo ilegal. Varios medios búlgaros informaron de que estas partidas de civiles están vinculadas con mafias locales y que roban el dinero y las posesiones de valor de los inmigrantes.

Se prevé una sentencia de hasta 6 años de cárcel para los acusados.