En Perú, un ataque “terrorista” dejó como saldo 10 personas muertas.
Las víctimas fueron ocho soldados y dos civiles que murieron el sábado 9 de abril en una emboscada del grupo Sendero Luminoso en el poblado de Hatunccasa, en Santo Domingo de Acobamba, en el centro de Perú, según declaraciones del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.
El presidente Ollanta Humala condenó y dijo que “los terroristas no tienen cabida en nuestra sociedad”.
“Si bien Sendero ya no es un peligro para la sociedad, esto es un llamado de atención de que todavía hay que hacer más”, finalizó el mandatario.