Dos mujeres accionaron explosivos dentro y fuera de un templo en la localidad de Molai-Umarari, en el noreste de Nigeria, según han informado fuentes militares y un miembro de una fuerza conjunta civil.

El ataque ha causado 21 muertos y otras 35 personas han resultado heridas.

El atentado tuvo lugar a las 5 de la madrugada, durante la hora del rezo y a la salida de este cuando se encontraba prácticamente lleno.

Ningún grupo ha revindicado el ataque todavía, aunque se sospecha que puede ser del grupo terrorista Boko Haram, por semejanzas con otros ataques similares.

Boko Haram, cuyo nombre significa “la educación occidental está prohibida”, nació en 2002 con el objetivo de derrocar al Gobierno nigeriano para imponer una estricta interpretación de la sharia o ley islámica en todo el país.