Un atentado suicida que mató a 51 personas en la ciudad turca de Gaziantep fue perpetrado por un niño entre 12 y 14 años de edad, dijo el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Erdogan expresó que el Estado Islámico (IS) estaba detrás del ataque, que fue a una boda kurda
La bomba hirió a 69 personas, agregó Erdogan, 17 de ellos de gravedad.

El suicida atacó los invitados a la boda mientras bailaban en la calle.

En una declaración escrita publicada por la prensa local, Erdogan sostuvo que “no hay diferencia” entre SI, los militantes kurdos del PKK, y los seguidores del clérigo estadounidense Fethullah Gülen, a quien culpa por el intento de golpe del Estado del pasado mes.

“Nuestro país y nuestra nación tienen de nuevo un único mensaje a aquellos que nos atacan – que no tendrán éxito!”, dijo.

Las fuerzas de seguridad explicaron que, al parecer, el suicida hizo estallar la carga explosiva que llevaba cuando la gente se encontraba divirtiéndose. Se cree que el número de muertos aumentará debido a la cantidad de heridos que se encuentran luchando por su vida.

Algunos líderes mundiales, entre ellos el presidente francés, François Hollande, ha calificado de “innoble” el atentado y, en un mensaje de condolencias a las autoridades y al pueblo turcos, ha subrayado que Francia está junto a “todos los que luchan contra la plaga del terrorismo”.