Un avión con 23 personas, entre ellas dos extranjeros a bordo, se cree que se estrelló durante un vuelo con malas condiciones de visibilidad sobre terreno montañoso en Nepal.

Yogendra Kuwar, trabajador del aeropuerto dijo que el avión estaba en un vuelo de 18 minutos el miércoles, pero perdió el contacto justo después del despegue. Los helicópteros estuvieron buscando la ruta más de dos horas después de que el avión debió haber aterrizado, pero las malas condiciones climáticas dificultaron la operación, dijo.

El avión había despegado de Pokhara, una ciudad turística a 125 millas al oeste de Katmandú, y se dirigía al norte a Jomsom, el punto de partida para los excursionistas que entran en las zonas montañosas.

Harihari Yogi, el jefe de la policía en Jomsom, dijo que se había reportado una fuerte explosión cerca de la pequeña localidad de Rupshe y se estaba intentando llegar a la zona pero sólo pequeños aviones pueden volar la ruta que va entre montañas.

Jomson es popular para los turistas extranjeros que visitan el monte Annapurna y la región de Mustang para el senderismo, y para los peregrinos hindúes que visitan el templo de Muktinath.