La historia que cuenta Bale de Rua, es la historia de la música de Brasil, desde sus más humildes comienzos

La compañía de baile creada por Fernando Narduchi, Marco Antonio García y José Marciel Silva nació después de cuatro años de trabajar en colaboración en el movimiento de baile de Uberlandia, una ciudad pequeña en el centro de Brasil.

bailabrasil2

Los 18 artistas sobre el escenario traen la música de la calle al plano comercial, una fusión de estilos con identidad brasilera.

En sus comienzos cuando todavía la compañía trataba de establecerse muchos de sus integrantes tenían otras ocupaciones, mensajeros, mecánicos. Todos provienen desde la calle misma, esas son sus raíces, los creadores de Bale de Rúa nunca han contratado artistas de las academias de baile.

Después de ocho años finalmente encuentran patrocinadores y la compañía comienza a funcionar profesionalmente. Dos años más tarde consiguen posicionarse internacionalmente en la Lyon Biennale de la Danse.

Música para celebrar la vida y la libertad

El espectáculo Baila Brazil, es un viaje con las influencias africanas, europeas e indígenas que hacen el tramado de los ritmos más diversos.
La capoeira también tiene su espacio la danza que esconde formas de combate con patadas, originada en los guerreros africanos del este, transformada en fluidos movimientos circulares.

Otro número es la representación de la procesión que ocurre una vez al año y rinde homenaje a Nuestra Señora del Rosario, una santa que en creencia religiosa, ayudó a escapar a los esclavos.

baila brasil1
El Umbanda, la mezcla de religiones, también aparece en la performance en un despliegue esotérico y teatral.
Los bailarines, con cuerpo de gimnastas, despliegan variadas coreografías, algunas con sincronización ajustada y otras más libres con movimientos frenéticos y saltos acrobáticos.
Entre la mayoría de hombres hay dos mujeres: Uiara Cristina Ferreira, especialista en ritmos como la samba y el forro y Alexias Falcao Lopes, cantante que se ha formado cantando góspel en su iglesia.

El repertorio incluye grandes nombres de Brasil: Jorge Ben Jor (país tropical), Caetano Veloso (Um Canto de Afoxe), Tim Maia (que Beleza), Carlos Jobim (Aguas de Marco).

Música para celebrar la vida y la libertad.