El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, explicó este jueves su controvertida decisión de sacar a la coalición que encabeza Arabia Saudí en Yemen de la lista negra, de los grupos y países que dañan a los niños en las guerras.

Ban Ki-moon explicó que varios países le amenazaron con cancelar sus aportaciones a la ONU, si no sacaba a Arabia Saudí de este listado. El secretario general de las Naciones Unida comentó que “es una de las decisiones más difíciles y dolorosas que ha tenido que tomar”.

La polémica se formó el 2 de junio, cuando Ban Ki-moon presentó el informe anual sobre niños y conflictos armados. En este texto, que fue redactado por la representante Leila Zerrougui, se informaba de que en la campaña militar que encabeza Arabia Saudí es responsable del 60% de los 785 niños muertos y los 1.168 heridos que se produjeron el año pasado en la guerra con Yemen, lo que supuso la inclusión de esta coalición, liderada por Arabia Saudí, en la lista negra de la ONU de grupos y Estados que dañan a la infancia en las guerras.

No tardaron en llegar las quejas desde Riad y varios miembros de la coalición que incluye a Kuwait, Qatar, Jordania, Egipto, Bahréin, Senegal, Marruecos, Sudán y Emiratos Árabes Unidos. Por esta razón a los cuatro días se retiró a la coalición de la lista negra, hasta que se hiciera una revisión conjunta.

Esta polémica ha dañado la credibilidad de Ban Ki-moon, que se encuentra finalizando su mandato como secretario general de las Naciones Unidas.