Barack Obama se ha convertido en el primer presidente norte americano en visitar la ciudad japonesa, 71 años después del ataque nuclear.

En la escena muchos sobrevivientes del bombardeo nunca creyeron que iban a vivir para ver a Obama rendir homenaje y depositar flores en el memorial a los muertos de la primera bomba atómica del mundo.

Luego ofreció su tributo a la gente de Hiroshima, llamando a la humanidad a aprender la lección del pasado.

En un momento emocionante, Obama abrazo a Shigeaki Mori de 79 años y sobreviviente quien se mostró conmovido.

El presidente estadounidense dijo: “”Algún día, las voces ya no estará con nosotros para dar testimonio, pero la memoria no debe desaparecer. Es la memoria lo que alimenta nuestra imaginación y nos permite cambiar “.