El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha acusado a la vecina Chile de amenazar a su país mediante el establecimiento de una base militar cerca de su frontera.

Morales dijo que la base, ubicada a unos 15 km (10 millas) de la frontera es un acto de agresión contra Bolivia.

El mandatario indicó que las normas internacionales prohíben las instalaciones militares dentro de 50km de las fronteras compartidas.

Chile dice que ha intensificado las patrullas militares, pero niega que se haya establecido una base.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Chile dijo: “No existe tal instalación militar. Lo que ha sucedido es que hemos intensificado las patrullas militares en territorio chileno para detener los ataques contra civiles, robos, contrabando y tráfico de drogas procedente de Bolivia”.

Según el comunicado, “la única instalación militar está en la zona del río Silala en el lado boliviano a sólo 1,5 km (una milla) en una línea recta desde la frontera de Chile. Bolivia debe responder por qué tiene una presencia militar permanente e

Río Silala
Río Silala

n la frontera”.

Ambos países han estado enfrentados desde hace años por el acceso a las aguas del río Silala.

El presidente Morales dijo que Bolivia podría presentar una demanda contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el tema del río.