Los brasileños decidieron el domingo, girar hacia la extrema derecha, y convertir en presidente del Gobierno, a Jair Bolsonaro. El presidente electo, que aún se está recuperando de un ataque que sufrió durante la campaña, se encuentra en su casa. Sin embargo, un equipo suyo, informó de que las reformas en la economía serán la prioridad de su Gobierno.

El Gabinete de Bolsonaro será menor que el anterior y nombrará a varios generales retirados, incluido su vicepresidente. Bolsonaro ganó con un 55% sobre un 44% obtenido por el petista Fernando Haddad.

Las 29 carteras actuales se reducirán a 18. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le ha felicitado por la victoria vía Twitter, explicando que “van a colaborar en comercio militares y todo lo demás”.