Boris Johnson, ha acusado al Gobierno de no aclarar cómo se podría trabajar por los intereses del Reino Unido tras el Brexit.

En una columna del Daily Telegraph, Johnson dijo que esto no podía esperar hasta que haya un nuevo primer ministro en septiembre.También expresó que el voto ‘Leave’ había llevado a “una especie de histeria, un duelo contagioso” en parte de la población.

El artículo de Johnson contiene las primeras observaciones detalladas desde que salió de la carrera para ser el próximo líder conservador.

En su habitual columna semanal del Telegraph, Johnson dijo que los temores de las personas que protestan contra el Brexit fueron “tremendamente exagerados”. “La realidad es que el mercado de valores no se ha hundido, como algunos dijeron, ni mucho menos, tampoco ha habido un presupuesto de emergencia, ni lo habrá”, escribió.

Johnson dijo que los jóvenes están experimentando “los últimos temblores psicológicos del proyecto del miedo, tal vez el intento de gobierno más claro para manipular a la opinión pública desde el período previo a la guerra de Irak”.