La primera fase de la lucha por el partido tory británico ha acabado con la elección entre Boris Johnson, que abandera la causa antieuropea y Jeremy Hunt, actual ministro de Exteriores, con una imagen de mayor sensatez y seriedad, pero que muchos tories consideran el discípulo de Theresa May. 

Michael Gove ha sido eliminado por apenas dos votos en la quinta ronda de votación. Johnson sigue siendo el favorito de las bases y las encuestas para liderar el Partido Conservador británico. En la última ronda de consulta Johnson obtuvo el respaldo de 160 de las 313 personas que tenían que votar.

El Partido Conservador británico tiene más de 160.000 afiliados, que deberán elegir en las próximas semanas quién dirigirá el partido. Boris Johnson expresó: “Me siento profundamente honrado de haber logrado más del 50% de las papeles en la votación final.