El actor mientras es investigado por la Justicia, se porta bien y mantiene el silencio.

“Él se toma este asunto muy en serio y dice que no cometió ningún abuso sobre sus hijos”, dijo una fuente cercana a la revista “People”. “Brad ha sido entrevistado y está cooperando plenamente. El caso sigue abierto”, subrayó.

Esas fuentes también confirmaron que Brad no llegó a golpear a su hijo mayor, Maddox. “Nunca le habría hecho ningún daño físico”, agregaron.

Se supo que vivían separados dentro del mismo hogar. Angelina tenía un ala entera de la casa para ella sola.

“Empezaron a vivir cada uno por su cuenta, pero sin abandonar la residencia familiar, lo que no evitó que sus discusiones fueran cada vez más intensas y frecuentes”, reveló una fuente a la revista “Us Weekly”.

En las últimas horas trascendió que Brad Pitt se reunió en secreto con su ex esposa Jennifer Aniston. Fue en un hotel de lujo de Nueva York.