Un juez de Brasilia anunció la anulación del nombramiento del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como ministro de la presidenta Dilma Rousseff, según el diario brasileño ‘O Globo’.

Esta decisión anula el acto en el que Lula prestó juramento. El magistrado dijo que la situación era “compleja y también grave”.

El nombramiento realizado por la mandataria brasileña puede calificarse como un delito  y con esa certeza Brasil sigue en el ojo del huracán, en medio de la peor crisis política que le ha tocado vivir en los últimos gobiernos socialistas.